viernes, 13 de diciembre de 2013

Ser mejores seres humanos para muchos cuesta




Ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que escribí en este blog, la determinación llegó para retomarlo, de la misma forma en que alguna vez llegó para abrirlo, haré varias entradas sobre este momento de mi vida, pero hoy tengo fuertes razones para escribir, el tema, el comportamiento humano.

Muchas cosas han sucedido desde la última vez que escribí, de repente mi estado civil cambió, mi trabajo ha cambiado y yo en el fondo también he cambiado.

En general los años y las situaciones han logrado que yo cambie, ya tengo 31, no tengo hijos y según mi doctor no tengo tanto tiempo para darme el lujo de no pensar en esto, pero bueno, el tema que logró hacerme escribir fue el trabajo.

Ahora me muevo en otro mundo, he conocido muchas personas nuevas, y en solo dos años logré cambiar mi forma de pensar tradicional, por otra forma diferente, que en los últimos dos años han abierto rápidamente mi mente.

Sin embargo, y a pesar de que todo parece estar bien, las personas no dejan de sorprenderme, hoy puedo decir que no siento rencor por ninguna, pero eso no quiere decir que muchas no me hayan decepcionado, diariamente me impresiono del alcance que estas tienen para hablar mal de otras, para querer generar rumores y tratar de tener el apoyo de otros, con el fin de darle más valides a sus ideas, eso es algo que no comprendo muy bien.

Hay un ser en especial que se ha convertido recientemente en el generador más grande de cambio en mi forma de pensar, este joven me ha dado muchas lecciones, pertenece a una generación diferente a la mía, está desprovisto de temores, preocupaciones y apegos, a la vida, las personas o las posesiones terrenales, su única preocupación es ayudar a los suyos, hacer del mundo un lugar mejor “desde su punto de vista” mas practico y equitativo, cómo? Haciendo que otros entiendan que cumplir metas y lograr los sueños es posible, su gran mensaje es, si yo lo hice porque tu no?

Bueno de ahí parte esta historia, claramente no es un ser perfecto, pero no sé si es él, o su circulo de personas más cercano, el que de repente hace parecer que sus acciones son negativas, que sus intenciones no son verdaderas, y que lo único que buscar es sacar provecho de los demás, hoy de repente me sentí cansada, cansada de tantos rumores, de que tantas personas crean tener derecho para ensuciar su nombre, es extraño, que de repente alguien me preocupe tanto, pero bueno, así es.

Últimamente la reputación es el activo más importante por el que trabajo, no me refiero a la reputación de mis clientes, me refiero a esa, a la reputación de ese chico que no merece tan solo que otros intenten ensuciarla, una de las cosas que mas recuerdo ahora mismo es una frase que me dijo, cada parte de una situación tiene dos versiones, la de un lado y la del otro, pero al final la versión verdadera es una sola, y en esa es en la que hay que creer, esa es en la que yo creo.


Quiero que las personas que lean este post, intenten no hablar de nadie, no es necesario, es desgastante, ensucia el espíritu, daña a otras personas, no tienen ningún sentido, el día que aprendamos a ser sinceros, honestos y auténticos, con nosotros y con los demás, solo ese día seremos mejores seres humanos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada