martes, 14 de septiembre de 2010

The Pursuit of Happiness


Un titulo con gran profundidad para una historia que en mi caso no ha sido del todo terminada, hoy retomo mi pasión por llenar de historias y cuentos este cuarto de San Alejo que tanta satisfacción me ha traído, esta historia cuyo nombre es el mismo que la pelicula dirigida por Gabriele Muccino y protagonizada por Will Smith, nominado al Oscar como mejor actor por su interpretación de Chris Gardner, un empresario afro que en tuvo que superar una enorme quiebra, es una inspiradora historia con la que me encontré por primera vez en un vuelo rumbo a Miami hace ya un par de años y que en su momento logró sacarme una que otra lagrima y hacerme ver el gran esfuerzo que en la vida se debe hacer para ser feliz, como les dije esta historia llena de ires y venires puede no compararse en su forma con mi vida pero quizás en esencia sí.

Por estos días mi novio hace un gran esfuerzo por presentarme el verdadero sentido de la felicidad y hacerme ver que esta viene de adentro y no se encuentra en los demás, muy responsable de su parte si miramos que en la perspectiva actual el tiene entre sus manos gran parte de mi felicidad, supongo que esto será lo que quiere quitarse de encima, tratando de mostrarme cual debe ser el verdadero camino que debo tomar.

Sí, es verdad, la felicidad no se puede seguir buscando en otros, llevo muchos años de mi vida pensando que mi felicidad está en hacer feliz a los demás, pero si no logro que los demás sean felices entonces yo tampoco abre sido feliz y por lo tanto abre perdido gran parte de mi vida en una tarea que no tiene fin, el ha hecho un gran énfasis en hacerme entender principios básicos de la vida que quizás nunca te enseñen en una escuela, “para hacer feliz a alguien debes primero ser feliz tu”, creo que entendí el mensaje y desde ese momento que no fue hace mucho entendí que ahora debo ser feliz yo, eso no quiere decir que me dejen de preocupar los demás, seguiré pensando en todos y cada uno de ustedes, pero ahora la prioridad será hacerme feliz a mí misma, si “mi misma” está feliz ustedes los que me rodean también se contagiarán de un poco de mi felicidad, es un principio básico y si no pregunten porque en un avión le dicen siempre que en caso de emergencia primero se ponga la máscara de oxigeno usted y después ayude a la persona que tiene al lado, es básicamente por lo mismo si en su afán por ponerle la máscara a los demás usted se ahoga y deja de respirar ni siquiera alcanzara a ponérsela al del lado y los dos morirán en el intento.

Por eso la lección de esto es aprender a ser feliz para poder hacer feliz a alguien, este es el QUÉ, el CÓMO lo estoy buscando y cuando lo tenga se los haré saber de la misma forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada