martes, 28 de septiembre de 2010

Tratando de dormir…pero dormir bien



Desde niña he intentado dormir lo más que puedo, en la época del colegio no me dejaban tareas , entonces llegaba hacia las 16:00 horas y dormía hasta las 18:00, a esa hora me levantaba comía y buscaba algo que hacer, veía novelas o buscaba a mis amigos. Posteriormente llegó la época de la universidad y mi sueño se vio afectado, los horarios era tortuosos, salía de mi casa muy temprano y llegaba de clase muy tarde en la noche, así que el sueño se limitó solo a las noches, dormía aproximadamente 8 horas diarias, lo cual para muchos es un montón, pero para mí no lo era.

Hoy que soy “grande” puedo decir que el sueño es un tema del pasado, a medida que pasa el tiempo la calidad de sueño disminuye, por ejemplo ahora ya no necesito un reloj despertador, diariamente me despierto antes de que suene la alarma, en las noches me despierto una que otra vez, como una viejita, y mi sueño ya no es a prueba de balas como hace antes.

Revisando como es usual algunos medios,  me encontré un artículo en una revista de Colombia sobre el sueño, y no se imaginan la cantidad de novedades que descubrí, ahí se las voy contando, la falta de sueño contribuye con enfermedades como el sobrepeso, la depresión, las enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Depresión??? Un momento ahora todo tiene sentido, no conocía lo que eso era, hasta que mi sueño se fue deteriorando, tienen toda la razón, cuando tienes sueños todo se ve gris y con pesimismo.

Mi deuda con el sueño
Otra cosa que no sabía era que la falta de sueño se acumulaba, ustedes sabían?? Yo no. Llevo alrededor de un año diciendo cada viernes en los estatus de las redes sociales “que dicha llegó el viernes y voy a dormir”,  si, como no, eso nunca ha sucedido, los fines de semana cuando no me despierto sola, alguien se encarga de hacerlo por mí.



Se  imaginan mi deuda de sueño?, en el articulo también encontré que cuando no duermes por varios días consecutivos tu cuerpo te lo va adeudando, y que ni siquiera una noche de sueño logra hacer que tus neuronas se recuperen, por lo que se sugiere no adeudarle nada al cuerpo, el sueño como habito debe tener un espacio diario en nuestra vida y no debe irrespetarse para evitar efectos en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada